Mi Historia

Mi Historia2018-06-07T15:21:13+00:00

Mi nombre es Cecilia Contreras, tengo 29 años y voy a contarles mi historia para que todos sepan que hay una solución para el malestar de las estrías. Hace unos 4 años tuve un problema de salud y debieron internarme; estuve 10 días con suero y sin comer, por lo que cuando salí de la clínica había perdido 12 kilogramos. Peso que paulatinamente fui recuperando luego de superada la situación. Sin embargo no fue lo único que sufrí, sino que además mi cuerpo había adquirido las horribles estrías. La mayoría de ellas blancas, aunque algunas eran coloradas.

La localización general de las estrías era en los muslos, aunque también aparecieron en la cintura y en los pechos. Nunca había padecido este problema, y verlas fue horripilante. Me sentía muy en desacuerdo con mi apariencia y comencé a ocultar cada parte que contenía una mínima marca.

Al no tener el problema, nunca había reparado en que un descenso de peso podía llegar a llenarme el cuerpo de estrías; pero luego me informé sobre y descubrí que un factor de la aparición de las estrías es el subir o bajar repentinamente de peso. Además de cubrir mi cuerpo comencé diferentes tratamientos, principalmente con cremas y rutinas de ejercicios, creyendo que en un tiempo se irían si hacía las cosas adecuadamente.

Al cabo de unos meses, las estrías no se iban ni tampoco disminuían, fue en ese momento cuando empecé a preocuparme por la solución. Al buscar en internet el tratamiento adecuado, mi preocupación mayor, ya que la mayoría de los comentarios eran negativos y descreían que podían curarse y desaparecer las marcas.

También acudí a profesionales, en su mayoría dermatólogos e instructores de belleza. Me indicaron tratamientos nutricionales, con píldoras, cremas y sesiones de masajes con diferentes aparatos. Pasaban los meses y aún así, gastando todo mi dinero, el problema de estrías persistía.

Había llegado el verano, y con él, mi autoestima tocaba el piso. ¿Cómo ponerme mi traje de baño r ir a tomar sol sin pudor? Mis marcas se llevaban toda mi atención, por lo que me pasaba los días de calor con pantalones largos y remeras que las ocultaban.

Finalmente, me recomendaron el tratamiento con láser, pero tenía miedo; me habían contado que era doloroso y no era 100% segura la seguridad de que se iban a erradicar las estrías.

Mi salvación apareció un año y medio después de mi lucha con una compañera de la facultad. Ella me había contado que tuvo problemas de sobrepeso en su infancia y una tarde la vi con falda y sus piernas estaban espléndidas. Entonces le pregunté si no había tenido problemas en la piel luego de bajar de peso. Su mirada me lo dijo todo y sus palabras lo confirmaron. Cuando logró estabilizar su peso las estrías dominaron su figura, ella estuvo tres años en búsqueda de la solución, y la había conseguido gracias a una recomendación. Sus palabras fueron: Cecilia, hay un tratamiento llamado Elimina las Estrías, es excelente que elimina por completo todas las estrías y es económico.

Cuando dijo económico me sorprendí, pensé ¿Si es una solución permanente cómo puede ser económico. Pensaba que se trataba de cremas caras o procedimientos invasivos. Pero estaba equivocada, Elimina las Estrías es un libro virtual que puedes llevar contigo permanentemente.

Al adquirirlo y comenzar a utilizarlo, mi sorpresa fue demasiado grata; en tan solo un mes se notaba la diferencia. Lleve a cabo toda la combinación que se necesitaba:

  • Ejercicios.
  • Alimentación.
  • Cremas caseras. Una de las cosas que más me gustaron fue que ya no debía comprar productos artificiales, sino que podía hacer todo en mi casa y con ingredientes naturales.

Como he dicho, en cuatro semanas la piel comenzó a sanar y en dos meses más cada pequeña marca había desaparecido. Elimina las Estrías fue mi solución y me devolvió la confianza. Estoy segura de que puede ayudarte a ti también.

estrias
¡Descargar AHORA!